Miércoles, 22 de mayo de 2024 - 

Laboratorio de Análisis Clínicos

Preanalítica
Perfiles analíticos
Cartera de Pruebas
 
 

Perfil analítico para deportistas

17 de Enero de 2024

Perfil para deportistas

Los Servicios de Medicina Deportiva son los que controlan a los atletas de elite y aconsejan sobre los programas de entrenamiento, seguimientos, preparación física, dietas, etc. Los análisis clínicos son solo una parte de la valoración general del deportista. Otras pruebas que suelen realizarse durante los exámenes médicos son, por ejemplo, electrocardiograma, pruebas de esfuerzo, valoración antropométrica, espirometrías, etc. Al interpretar los resultados de los análisis conviene tener en cuenta que hay estudios que muestran que en algunos atletas de alto rendimiento los valores de referencia basales son distintos a los de la población general. Por ejemplo, la urea, creatinina, CK, GOT, GPT, LDH, potasio y bilirrubina total suelen estar más elevadas, en cambio el VCM del hemograma suele estar más bajo que la población general.

Por otro lado, están las personas que realizan deporte de una forma menos intensa que los atletas de elite y no suelen estar supervisadas por un médico. Si el grado de ejercicio es intenso y duradero, o se busca un elevado rendimiento o se tiene cierta edad, también deberían de realizarse exámenes médicos. Es recomendable incluir un análisis de sangre para comprobar el estado de salud del organismo, evaluar el efecto del ejercicio, detectar inflamación o sospechar fatiga.

No existe un perfil estandarizado y quizás lo ideal es que sea individualizado para cada persona (con una toma basal que sirva de referencia para comparativas).

Algunas de las pruebas que se suelen solicitar en los perfiles para deportistas son;

• Hemograma completo y velocidad de sedimentación globular (VSG).
• Bioquímica; glucosa, urea, creatinina, sodio, potasio, filtrado glomerular estimado, osmolaridad, ácido úrico, colesterol total, triglicéridos, HDL, LDL, índice aterogénico, proteínas totales, albumina, GOT, GPT GGT, fosfatasa alcalina, bilirrubina total, LDH, creatina quinasa (CK), calcio, fosforo, magnesio, hierro, ferritina, transferrina, índice de saturación, vitamina B12, folato, vitamina D, TSH, proteína c-reactiva.
• Otros; cortisol, testosterona total, reticulocitos.

El motivo para realizarse los análisis es distinto al de los pacientes que acuden al médico con alguna patología, es más bien un análisis preventivo y para ver como afecta el deporte al organismo en personas sanas. Por ello, sin pretender ser exhaustivos, la interpretación de algunos de los resultados en personas que se realizan el análisis de forma preventiva y en principio sin patología conocida, podría ser;

• La serie roja del hemograma mostrara si existe anemia, lo que puede limitar el rendimiento, y los leucocitos orientaran sobre si existe alguna infección o inmunosupresión. La VSG y la proteína c-reactiva estarán elevadas si existe algún proceso inflamatorio. El perfil férrico (hierro, transferrina, índice de saturación y ferritina), acido fólico y vitamina B12, se utilizan para estudiar las anemias y para valorar la disponibilidad o reservas de los mismos en el organismo. El recuento de reticulocitos podría ser útil para el estudio de anemias y valorar la producción medular de hematíes.

• La CK sería el marcador principal de daño muscular, aunque también podrían elevarse la LDH y GOT (en deportistas muchas veces la elevación de la GOT es de origen muscular y no hepática). En personas sanas, el valor de la CK varía en función del grado ejercicio físico pero la respuesta individual es muy distinta de una persona a otra. Ante valores elevados de CK se debe de considerar la reducción del entrenamiento para dar tiempo a recuperarse.

• El funcionamiento del hígado se estudia con la albumina, GOT, GPT, GGT, fosfatasa alcalina y bilirrubina (la LDH también podría alterase). En ausencia de enfermedad, la albumina podría estar disminuida en casos de aporte insuficiente de proteínas.

• Para la función renal se determina la urea, creatinina (puede estar más elevada en los atletas que en la población general por tener mas masa muscular), filtrado glomerular estimado, sodio y potasio. La urea y creatinina también pueden utilizarse para monitorizar el efecto del entrenamiento. La urea puede elevarse (en ausencia de alteración en la función renal) por entrenamientos intensos, catabolismo o dietas altas en proteínas. La relación entre la urea y creatinina da una idea de si existe deshidratación (también se vera reflejado en la osmolaridad y el sodio).

• Algunos tipos de ejercicio (por ejemplo, corredores de largas distancias) pueden producir hemolisis y rabdomiólisis que pueden elevar la LDH, potasio y bilirrubina.

• El calcio, fosforo y magnesio son importantes para numerosas reacciones bioquímicas y deberían de estar dentro de los valores de referencia. La TSH permite detectar casos de hiper o hipotiroidismo que afectan al rendimiento en el deporte y que sería necesario informar a su médico para su evaluación. Además, el hipotiroidismo es una de las causas de elevación de la CK. La glucosa permite diagnosticar diabetes mellitus e intolerancia a la glucosa.

• El perfil lipídico da una idea del riesgo cardiovascular y permitirá comprobar si se vuelve más favorable (en particular el HDL-Colesterol ) con la práctica del deporte.

• La vitamina D (25 OH) es útil para detectar casos de deficiencia por falta de exposición a la luz solar, malabsorción, dieta pobre en vitamina D, el uso de algunos fármacos o por algunas enfermedades. La vitamina D estimula la absorción de calcio (necesario para mantener los huesos sanos), es esencial para una función muscular optima, y regula muchas otras funciones del organismo (antinflamatoria, antioxidante, neuroprotectiva y ayuda a mantener el sistema inmune sano). La elevación de la vitamina D solo suele observarse en casos de consumo de demasiados suplementos o aportes por la dieta y en algunas enfermedades como sarcoidosis.

• El cortisol es una hormona que tiene efectos catabólicos e hiperglucemiantes y suele elevase con el ejercicio (en respuesta al estrés). La testosterona es una hormona anabólica y un aumento de la concentración sugiere una buena recuperación del ejercicio físico. El índice testosterona/cortisol es un indicador del equilibrio anabólico/catabólico y a veces se utiliza como indicador de fatiga en deportistas de alto rendimiento. Una disminución continuada del índice de más del 30% con respecto a un valor basal (la toma de la muestra debería de estandarizarse a la misma hora por la mañana) sugiere sobre entrenamiento. No es muy común el uso de este índice y por ello, la valoración la deberían de realizar médicos con experiencia. Hay médicos que prefieren solicitar la testosterona libre para el obtener el índice testosterona libre/cortisol.

Hacer clic sobre la imagen para ampliar
 
 

Copyright ©Dr. Lafita

 
 
 
 
Aviso Legal  |   Protección de datos  |   Mapa Web  |   Area Privada